Encontrar tu vestido de novia

√Čstas son las principales se√Īales de que has encontrado tu vestido de novia.

¬°La caza de tu vestido de novia acaba de comenzar! Una tarea nada f√°cil que te parecer√° eterna hasta encontrar el vestido de ensue√Īo que siempre so√Īaste y que te quede como un guante.

Ensaya tu pose m√°s rom√°ntica delante del espejo, ponte la temporada entera de ‚Äú¬°S√≠, quiero ese vestido!‚ÄĚ en bucle y re√ļne a todo tu s√©quito para apoyarte durante la prueba de vestidos. ¬°Que comiencen las l√°grimas!

Antes de entrar en el frenes√≠ de prueba uno, prueba otro, desesperarte porque ya es el 39¬ļ vestido que te pruebas y no encuentras el adecuado y ver la cara de tus acompa√Īantes de aborrecimiento total‚Ķ Debes tener en cuenta los siguientes mandamientos pre-prueba de vestido.

cómo saber que has encontrado tu vestido de novia ideal

Busca ejemplos de vestidos de novia

El primer mandamiento de nuestra lista es claro: Busca ejemplos y todo tipo de referencias que te ayuden a retratar tus gustos.

Si vas con alg√ļn ejemplo guardado siempre es m√°s f√°cil mostrar lo que quieres al profesional o profesionales que te asesorar√°n durante la b√ļsqueda del vestido.

Piensa que tienen que buscar una aguja en un pajar, por lo tanto, cuantas m√°s referencias les des, m√°s r√°pido ser√° encontrarla y dar con tu vestido.

«Despu√©s de probarte varios vestidos y el estilo definido, tu vestido de novia estar√° a la vuelta de la esquina.»

En cuanto el profesional se oriente con tus ejemplos, empezará a captar tu estilo en un abrir y cerrar de ojos. Después de probarte varios vestidos y el estilo definido, tu vestido de novia estará a la vuelta de la esquina.

cómo saber que has encontrado tu vestido de novia perfecto

Con los tipos de vestido ten claras tus preferencias

Otro punto importante a la hora de probarte vestidos es que tengas claras tus preferencias y lo que te sienta bien o mal. Y lo más importante, que ante todo seas flexible.

«¬°Arri√©sgate y pru√©bate vestidos que est√°n fuera de tu zona de confort!»

Muchas veces nos empe√Īamos en seguir modas o tendencias a toda costa y no nos damos cuenta de que podemos estar perdi√©ndonos otras opciones que realmente se conviertan en nuestro vestido de ensue√Īo.

Te recomiendo que explores estilos que no contemplabas ya que pueden ayudarte a salir de un bloqueo y eliminar inseguridades ¡Arriésgate y pruébate vestidos que están fuera de tu zona de confort!

Solo experimentando diversos estilos, formas y colores podr√°s ver el contraste entre diferentes vestidos y entender lo que funciona con tu tipo de cuerpo y tono de piel.

cómo escoger el vestido de novia

El precio del vestido de novia

Define un precio. El siguiente consejo tiene que ver con el aspecto monetario.

Al igual que cuando vamos a comprar al s√ļper para hacer una compra semanal, llevamos una lista y tenemos un c√°lculo aproximado de lo que gastaremos, la elecci√≥n de tu vestido de novia tambi√©n deber√≠a seguir una filosof√≠a parecida.

‚ÄĚNo tener una cifra aproximada como l√≠mite para tu vestido de novia puede ser un aut√©ntico suicidio econ√≥mico.‚ÄĚ

Si se va con un límite definido o un presupuesto, se tiende a gastar menos. Al tener un límite definido, inconscientemente, intentamos respetarlo y no pasarnos.

No tener una cifra aproximada como límite para tu vestido de novia puede ser un auténtico suicidio económico. Primero porque estarás dando manga ancha a los dependientes para mostrarte vestidos de todas las gamas de precios. Y segundo, porque te encapricharás de alguno que igual se va mucho de presupuesto.

El momento y la época de la boda

Otro factor muy importante para tener en cuenta, es la √©poca del a√Īo y el momento del d√≠a¬†en el que se va a celebrar vuestra boda.

«No podemos controlar cosas como que en invierno no salga un d√≠a espor√°dico de primavera. O que en verano tengamos un d√≠a de fr√≠o total y tengamos que echarnos la chaqueta.»

Aseg√ļrate de que tu vestido utiliza tejidos de temporada, m√°s o menos pesados, que se adec√ļan a la estaci√≥n del a√Īo en la que te encuentras. No es lo mismo un vestido de¬†verano que de¬†invierno. Los tejidos var√≠an al igual que el corte del vestido y los colores.

Claro que no podemos controlar cosas como que en invierno salga un día esporádico de primavera. O que en verano tengamos un día de frío total y tengamos que echarnos la chaqueta.

escogiendo el vestido de novia

Elige a tus acompa√Īantes para elegir el vestido

Por √ļltimo, hablaremos de tus¬†acompa√Īantes durante la b√ļsqueda del vestido de novia.

Probarse vestidos de novia puede ser una tarea fácil o un proceso lento y desesperante. Si quieres hacer esta tarea más sencilla, puede ayudarte contar con la ayuda de varias personas de confianza que te den su opinión durante la prueba.

No hace falta que te lleves a media familia o grupo de amigas, pero si dos personas en las que confías y cuya opinión sea muy importante para ti. Personas que son tus consejeras normalmente.

«Para elegir el vestido de novia lo ideal es sentirse¬†relajada y segura, sin demasiadas opiniones ajenas que te puedan marear y desviar de tus gustos e impresiones.‚ÄĚ

Traer a un n√ļmero elevado de personas a la prueba solo te traer√° estr√©s, indecisi√≥n e inseguridad. Para elegir el vestido de novia lo ideal es sentirse relajada y segura, sin demasiadas opiniones ajenas que te puedan marear y desviar de tus gustos e impresiones.

elegir tu vestido de novia

¡Encontré mi vestido!

Una vez conoces los mandamientos que debes tener en cuenta antes de ir a cualquier tipo de prueba de vestidos de novia, ya estas lista para enfrentarte a la prueba.

Ha llegado, entonces, el momento de que conozcas las se√Īales inequ√≠vocas de que has encontrado tu vestido de novia.

«Un vestido especial que realzar√° tu esencia sin lugar a dudas. ‚ÄúTu‚ÄĚ vestido.»

Un momento en el que te das cuenta de que √©se es tu vestido. El vestido con el que vas a dar el ‚Äú¬°S√≠, quiero!‚ÄĚ en el altar y que recordar√°s el resto de tu vida. Un vestido de novia especial que realzar√° tu esencia sin lugar a dudas. ‚ÄúTu‚ÄĚ vestido.

Existen se√Īales que te har√°n darte cuenta de que el vestido de boda que acabas de probarte es ‚Äúel vestido‚ÄĚ y no una opci√≥n m√°s de la gran cantidad que te has probado.

El vestido que dejar√° a tu pareja boquiabierto y a tus invitados murmurando, curiosos, mientras desfilas hacia el altar. El precioso¬†vestido de novia¬†que siempre so√Īaste.

L√°grimas de felicidad

Sin duda, el primer indicio de que has encontrado tu vestido de novia, es ver a todas tus acompa√Īantes¬†llorando sin parar como magdalenas mientras te miran sin pesta√Īear con cara de asombro, como si hubiesen visto a un fantasma.

Spoiler… Probablemente, la primera vez que te veas vestida de novia delante de un espejo, no podrás contener las lágrimas.

«No todos los d√≠as una mujer se ve como ‚Äúfutura mujer‚ÄĚ delante del espejo.»

Es un momento muy especial ya que es, en ese momento, en el que realmente te haces a la idea de que vas a casarte, de que tu boda se va a hacer realidad y vas a comprometerte con tu pareja. No todos los d√≠as una mujer se ve como ‚Äúfutura mujer‚ÄĚ delante del espejo.

Ten paciencia y t√≥mate tu tiempo para salir del probador. Estas preciosa. Saborea tu momento e inmortaliza esa imagen en tu cabeza. Cuando salgas del probador y veas a tus acompa√Īantes, enseguida obtendr√°s tu respuesta.

Adem√°s de ver tu sonrisa con el vestido, tus acompa√Īantes sabr√°n perfectamente si ese es o no tu vestido. Ellas tambi√©n se emocionar√°n.

cuando has encontrado tu vestido de novia

Te ver√°s en el momento de la boda

Otra se√Īal de que has encontrado tu vestido de novia de ensue√Īo es que tu mente va a teletransportarse al momento de la boda.

Tu mente va a viajar al futuro¬†hasta el momento de la boda. A ese justo preciso momento en el que tu pareja se gira y te ve llegar vestida de novia. Una novia espectacular, radiante, sonriente e impaciente por dar el ‚Äú¬°S√≠ quiero!‚ÄĚ.

«Te ver√°s a ti misma desfilar a c√°mara lenta, en ese espectacular vestido que est√°s prob√°ndote.»

El¬†vestido ideal, te sacar√° una gran sonrisa y te teletransportar√° al momento de tu boda en tercera persona. De repente, te ver√°s a ti misma desfilar a c√°mara lenta, en ese espectacular vestido que est√°s prob√°ndote. Es como si estuvieses viendo un romance de cine en el que t√ļ y tu pareja sois los protagonistas.

¡No hay nada más precioso que una novia radiante de felicidad y segura de sí misma! Un momento mágico que perdurará para siempre en tu cabeza el día que se materialice.

eligiendo vestido de novia

El vestido de novia perfecto.

Otro de los principales indicios de que has encontrado tu vestido de novia ideal es cuando encuentras un vestido que recoge tu esencia.

El vestido es una extensión de tu propio ser que se adapta perfectamente a tu cuerpo y realza tu belleza natural.

«Apuesta por un vestido que grita a los cuatro vientos ‚Äú¬°Esta soy yo!‚ÄĚ. Que no te de miedo mostrarte tal y como eres.»

Cada persona posee una personalidad √ļnica que la define como persona y se refleja a diario en su forma de moverse, hablar y vestirse. Inconscientemente extrapolamos nuestra esencia al exterior para dejar huella en el mundo.

El d√≠a de tu boda tienes que sentirte t√ļ misma¬†y no disfrazada. As√≠ que no lo dudes m√°s y apuesta por un vestido que grita a los cuatro vientos ‚Äú¬°Esta soy yo!‚ÄĚ. Que no te de miedo mostrarte tal y como eres.

¬ŅC√≥mo te dar√°s cuenta de que √©se es tu vestido? Bien, simplemente te ver√°s reflejada en el espejo siendo la persona que t√ļ eres, sin pretensiones, s√≥lo t√ļ.

tu vestido de novia y cómo reconocerlo

Lista para la boda

Piensa lo siguiente. El d√≠a de tu boda es un d√≠a para bailar, andar de un lado a otro, reirse y divertirse con todos tus seres queridos‚Ķ ¬ŅTe imaginas encerrarte en un vestido que te limita a cada paso que das?

S√≠, quiz√°s, ese tipo de vestido es el vestido de ensue√Īo que siempre so√Īaste e imaginaste. Pero tienes que tener claras las limitaciones del mismo y tus prioridades.

«En el momento que encuentres un vestido que se ajusta a tu cuerpo como una segunda piel, te dar√°s cuenta que has encontrado ‚Äútu vestido».

Tu subconsciente te recordará una y otra vez las incomodidades del vestido que te estás probando durante la prueba de vestidos. Si quieres ser libre como un pájaro el día de tu boda… ¡Hazle caso y déjate llevar por tu instinto!

En el momento que encuentres un vestido que se ajusta a tu cuerpo como una segunda piel, te dar√°s cuenta de que has encontrado ‚Äútu vestido‚ÄĚ. Te sentir√°s radiante y c√≥moda en un vestido de ensue√Īo.

Si durante la prueba tienes dudas sobre cu√°l es el vestido que debes escoger, piensa en el d√≠a de tu boda. La libertad de movimiento, las horas de pie, ir al ba√Īo, comer, bailar‚Ķ. Cosas rutinarias que tu vestido condicionar√° poco o mucho en funci√≥n de tu elecci√≥n.

encontrar el vestido de novia perfecto

El precio del vestido de novia

Aunque hayas definido a priori un límite, cuando encuentres tu vestido, el precio ya no será un factor clave en tu decisión.

Si la diferencia entre el precio de tu vestido y el presupuesto que tenías no es mucha, tu mente se dirá a sí misma que el precio ya no es un problema. Algunas hasta se olvidarán de su límite fijado para el presupuesto del vestido.

«Nos olvidamos de nuestro presupuesto, los mil y un mantras que hab√≠amos practicado para no sobrepasarlo y no queremos ni siquiera que nos digan el precio‚Ķ»

Cuando encontramos ese vestido, nos olvidamos de los n√ļmeros y muchas acabamos dej√°ndonos llevar por nuestro desbocado coraz√≥n.

Nos olvidamos de nuestro presupuesto, los mil y un mantras que habíamos practicado para no sobrepasarlo y no queremos ni siquiera que nos digan el precio… Nos imaginamos a nosotras mismas, el día de la boda desfilando hacia el altar con ese vestido inmaculado.

Nunca nos olvidemos de que aunque existe la creencia de que solo existe un vestido que nos elige… Lo cierto es que existen muchas opciones entre las que encontrar ese vestido ¡No te preocupes!

elegir vestidos de novia

Lo encontré, es mi vestido de boda.

Por √ļltimo, est√° claro que cuando encontramos ese vestido, lo sentimos y punto. Una vocecita dentro de nuestra cabeza dice: ‚ÄúEs √©ste‚ÄĚ.

No existe un sentimiento que pueda describir lo que sientes. Ilusión, emoción, alegría, felicidad, nervios, son algunos de los estados por lo que vas a pasar al verte vestida con el vestido correcto.

Cuanto más lo pienses, peor. Ya que es una decisión muy subjetiva que depende de nuestros gustos y de lo que sintamos en ese momento.

«Debemos sentir que el vestido nos llama y se sobrepone a nuestra piel como si de una segunda piel se tratase.»

Nadie puede imponernos un vestido. Debemos sentir que el vestido nos llama y se sobrepone a nuestra piel como si de una segunda piel se tratase.

encontrar el vestido de novia para ti

Recuerda…

  • T√ļ eres qui√©n tiene la √ļltima palabra
  • Tus acompa√Īantes pueden opinar, pero t√ļ decides
  • Establece una cifra para el presupuesto para tu vestido de novia
  • No te estreses y pierdas el √°nimo si no encuentras tu vestido de novia a la primera
  • Ten en cuenta la √©poca del a√Īo y el momento del d√≠a para dise√Īar tu vestido y los tejidos
  • T√ļ mejor que nadie sabe lo que te sienta bien o no y las preferencias que tienes
  • Comunica a las profesionales que te asesoran tus ideas y ejemplos
  • Deja fluir las emociones y mentalizate de que va ser un d√≠a bastante emotivo para todos

Recordaros que si quer√©is contar con la ayuda de una Wedding Planner para la b√ļsqueda del vestido de novia que adem√°s os ayude a planificar el d√≠a m√°s maravilloso de vuestras vidas, pod√©is entrar en contacto conmigo a trav√©s de cualquiera de los medios de contacto que encontrar√©is en mi p√°gina web.

Y hasta aqu√≠ este post sobre todas la se√Īales que te har√°n reconocer el momento en el que has encontrado tu vestido de novia..

Muchas gracias por leer y no olvides suscribirte a mi newsletter y a mis redes sociales.

Otros artículos que encontrarás en mi blog:

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Te informaremos de todas las novedades referentes al evento m√°s importante de tu vida.

GDPR

Te has suscrito correctamente ¬°Gracias!