El presupuesto de boda

“Lo difícil no es comprometerse como pareja, lo difícil es comprometerse a respetar vuestro presupuesto de boda sin sobrepasarlo.”

No es nada fácil contenerse dejando de lado la emoción a la hora de organizar una boda.

Crear un presupuesto de boda y respetarlo es una de las primeras cosas con las que os tocará lidiar. Existen demasiadas variables y emociones involucradas en la planificación de una boda como para improvisar su presupuestación.

A continuación os mostraré su importancia, algunos errores típicos de los que aprender y pequeños consejos que hará más fácil mantenerse dentro del presupuesto de boda.

Importancia de crear un buen presupuesto de boda

Como siempre les explico a mis novios, “vuestra boda no debe ser ninguna inversión de alto riesgo”.  La boda que planifiquéis no debería trastocar vuestra economía una vez finalice.

Para ello, durante la planificación de la boda, es necesario que tengáis claras cuáles son vuestras prioridades para definir con éxito el presupuesto de boda. Un buen presupuesto, permitirá que sigáis vuestro día a día con normalidad, una vez finalice el acontecimiento.

Una boda es un día maravilloso para celebrar vuestro amor con todas las personas allegadas. Un día memorable para el resto de vuestras vida.

«El componente que hará de vuestra boda un acontecimiento inolvidable sois vosotros»

Ante todo ten en cuenta que, los momentos memorables, nos son directamente proporcionales al dinero que se invierte en una boda.

El dinero ayuda a materializar vuestros gustos y preferencias. Es-cier-to. Pero el componente que hará de vuestra boda un acontecimiento inolvidable sois vosotros, vuestra personalidad, vuestra actitud y vuestras ganas de pasarlo bien.

Errores más frecuentes con el presupuesto de boda

Dicen que nuestro cerebro aprende mejor de los errores que de meras listas a memorizar. A continuación, os mostraré qué es lo que lleva a que vuestro presupuesto de boda se destruya si no se tiene especial atención.

No comparar

El primer error básico, y de principiante, es no comparar o investigar otras opciones dando por válido lo primero que vemos.

«Si damos por válida una opción y nos cerramos en banda completamente a conocer otras opciones, nos estaremos perdiendo oportunidades increíbles.»

Comparar es un factor clave para saber qué opción es mejor o cual puede responder a nuestras necesidades justo como estábamos esperando, e incluso, ofrecernos aún más.

Si damos por válida una opción y nos cerramos en banda completamente a conocer otras opciones, nos estaremos perdiendo oportunidades increíbles.

Atención, porque el extremo opuesto también es contraproducente. Comparar demasiado, sólo trae inseguridad a la hora de decidir y nos hace dudar de todo minando nuestra confianza en las elecciones realizadas.

«Conversa con tu pareja para ver qué opción es la que mejor se adapta a vuestros gustos.»

Lista las opciones que más te llamen la atención y analiza los pros y contras de cada una. Por último, conversa con tu pareja para ver qué opción es la que mejor se adapta a vuestros gustos.

presupuesto boda

Seguir buscando una vez se ha elegido

Seguir buscando es igual de malo que comparar demasiado. Y mas aún, cuando ya se ha tomado una decisión sobre alguno de los aspectos de la boda (disonancia cognitiva de Festinger).

«¡Asegúrate de que cierras bien el ordenador una vez tomes la decisión!»

Seguir buscando más opciones una vez nos hemos decantado por una, solo nos traerá mayor confusión y quebraderos de cabeza. No seremos capaces de elegir “la mejor” y acabaremos por ralentizar el diseño y la organización de la boda. ¡Aseguráte de que cierras bien el ordenador una vez tomes la decisión!

Improvisar la lista de invitados

Otro error bastante frecuente es improvisar nuestra de lista de invitados sin reflexionar seriamente sobre nuestra economía.

Es cierto que ese día queremos compartirlo con todas las personas allegadas y con las que hemos pasado fantásticos momentos de nuestra vida. Desde el punto de vista emocional, es totalmente normal que queráis que estén presentes.

Aunque es duro, reducir vuestra lista de invitados a un puñado de nombres, puede ser una de las opciones más rápidas para mantener vuestro presupuesto a raya.

“¿Por qué vas a invitar a esta persona?”, “¿Hace cuánto tiempo que no sabes de su vida?”, “¿Cuál fue la última vez que viste a esta persona?”

Si te ves en la obligación de hacer tal criba, te recomiendo que, tanto tú como tu pareja, hagáis de poli malo el uno con el otro. Podéis haceros preguntas clave como: “¿Por qué vas a invitar a esta persona?”, “¿Hace cuanto tiempo que no sabes de su vida?”, “¿Cuál fue la última vez que viste a esta persona?”, etc.

lista de invitados

No contemplar los gastos de emergencia

Un error garrafal que puede hacer peligrar vuestro enlace es crear un presupuesto que no contemple los gastos de emergencia.

Tener un presupuesto que contempla estos gastos, es tan importante como crear un buen plan B que salve vuestra ceremonia en caso de imprevistos.

«A nadie le gusta improvisar el día del enlace y mucho menos sin dinero ahorrado para ello.»

A la hora de diseñar el presupuesto de boda, os recomiendo imaginar posibles escenarios donde os surjan gastos de emergencia, para elevar la cifra de vuestro presupuesto y cubrirse ante posibles eventualidades. A nadie le gusta improvisar el día del enlace y mucho menos sin dinero ahorrado para ello.

Si quieres saber más sobre los diferentes planes B que existen, visita mi artículo “Plan B para Imprevistos en el día de tu boda”.

luna de miel

Planificar la luna de miel a última hora

Probablemente estéis muy atareados, planificando todo lo relacionado con vuestra boda. Pero no debéis pasar por alto vuestra de luna de miel.

Cuanto antes reservéis y organicéis vuestro viaje mejores precios conseguiréis y más lograréis bajar la cifra de vuestro presupuesto de boda.

«Los vuelos se encarecen muchísimo, los hoteles que os gustan estarán ya completos y la organización será más confusa.»

Cuanto más tiempo dejéis pasar, más dinero pagaréis por vuestra luna de miel. Los vuelos se encarecen muchísimo, los alojamientos que os gustan estarán ya completos y la organización será más confusa. ¡No dejéis todo para última hora!

presupuestos de boda

No tener en cuenta los gastos variables:

Si quieres abaratar rápidamente tus costes, deberás tener en cuenta los costes variables. Estos costes serán mayores debido a la fecha y el número de invitados que escojas.

Aunque todos los gastos de una boda son variables (dependiendo del punto de vista que se mire), los gastos incluidos en este apartado son gastos que dependen de otras variables ajenas a nosotros.

La Fecha y el lugar

La fecha que escojáis para el evento, así como la estación y el día de la semana en que caiga, van a afectar directamente en el precio final que pondrá el proveedor nupcial.

«Los meses de buen tiempo suelen ser los más demandados por los novios, lo que hace incrementar su precio.»

Una boda suele ser más cara en los meses de clima favorable. Los meses de buen tiempo suelen ser los más demandados por los novios, lo que hace incrementar su precio en el mercado .

También el precio varía en función del día de la semana que escoges para celebrar el enlace. El día elegido comúnmente por todas las parejas, es el sábado.  Por ello, podemos encontrar que suele ser más barato casarse en viernes o domingo.

fecha de boda

El número de invitados

Un coste variable que puede ser recortado rápidamente como habíamos comentado anteriormente, es el número de invitados a la celebración.

«Cuantos más invitados pongáis en vuestra lista, más aumentará vuestro coste variable.»

Planificar la lista con tiempo evitando dejarse llevar por la emoción del momento, es clave para contener al máximo vuestro presupuesto. Cuantos más invitados pongáis en vuestra lista, más aumentará vuestro coste variable.

«Os recomiendo encarecidamente que, cuando hagáis esta lista, penséis en vosotros y no en los deseos de vuestra familia y amigos.»

Hoy en día, aún existen muchas parejas que se ven en la obligación de invitar personas que ni siquiera conocen, por causa del compromiso familiar. Si queréis realmente reducir vuestro presupuesto, os recomiendo encarecidamente que, cuando hagáis esta lista, penséis en vosotros y no en los deseos de vuestra familia y amigos.

boda civil

El banquete

Al igual que es necesario contemplar cuidadosamente nuestra lista de invitados, es necesario confirmarlos en lo que respecta al banquete.

No cometáis el error de no confirmar con el catering antes del evento el número final de asistentes. Este número indicará al catering la cantidad de comida que debe prepararse, así como el servicio y el personal necesario para atender el evento.

«Normalmente los caterings ya contemplan a priori un número de platos extra.»

Si temes que alguien se presente por sorpresa y a última hora en la celebración, ponte rápidamente en contacto con tu catering. Normalmente los caterings ya contemplan a priori un número de platos extra.

Siempre existen invitados que tienden a comer por dos o a los que les gusta repetir, por ello no será muy difícil conseguir un menú extra para tu invitado de última hora. 

banquete de boda

El transporte de tus invitados

Por último, hablaremos del transporte de tus invitados como coste variable.

El transporte es directamente proporcional al número de invitados confirmados. Cuantos más invitados confirmen su asistencia, mayor capacidad deberá tener el transporte utilizado o mayor número de transportes necesitarás.

«Si de 120 invitados a los que enviasteis invitación, solo la mitad confirman su asistencia al evento, quizás solo necesites un autobús.»

Ten especial atención a completar los transportes contratados o intentar contratar un medio de transporte de menor capacidad si se da el caso. Si de 120 invitados a los que enviasteis invitación, solo la mitad confirman su asistencia al evento, quizás solo necesites un autobús.

Son estas pequeñas revisiones las que marcan diferencias significativas en el presupuesto.

autobus boda

Consejos para mantenerse dentro del presupuesto de boda

Una vez repasados los errores más frecuentes a la hora de controlar nuestro presupuesto de boda, conocerás algunos consejos que te ayudarán a mantenerlo a raya.

Poner por escrito el presupuesto

Lo primero de todo es escribir vuestro presupuesto por escrito.

Escribir sobre papel vuestro presupuesto os ayuda a dejar claro las partidas de vuestro presupuesto. También os ayuda a tener los pies sobre la tierra y nunca perder de vista lo que fue escrito previamente.

«Siempre podéis firmarlo o enmarcarlo para recordar el límite acordado y vuestro compromiso.»

Una vez hayáis definido la cifra, ponerla sobre papel. Y, si es necesario, siempre podéis firmarlo o enmarcarlo para recordar el límite acordado y vuestro compromiso.

que cuesta una boda

Crear una cuenta de ahorro solo para la boda

Otro práctico consejo es crear una cuenta de ahorro específicamente para la boda. Está comprobado que cuando separamos el dinero y lo alejamos de nuestro uso corriente, ayuda a ahorrar de forma eficaz.

«Sirve de barrera, para evitar gastarlo sin darnos cuenta.»

El hecho de tener ese dinero separado, nos ayuda a olvidar que lo tenemos ahí y que podemos hacer uso de él. Al mismo tiempo sirve de barrera, para evitar gastarlo sin darnos cuenta.

Podéis crearos una rutina cuando comienza el mes. Separar X dinero y depositarlo en una cuenta de ahorro o una hucha específica, acabaréis por amoldaros y vivir con el dinero restante. Sin daros cuenta: “ta-chan”, habréis ahorrado ese mes.

Contratar una Wedding Planner

Otra forma de controlar vuestro presupuesto de boda es contratando una Wedding Planner u organizadora de bodas.

Contratar una Wedding Planner es como contratar una guardaespaldas. Una vez contratada y definido vuestro presupuesto sobre el papel. Ella luchará contra todos los costes variables y no variables que puedan poner en equilibrio esa cifra.

Y no solo luchará por controlar vuestro presupuesto, sino que también lo optimizará al máximo contratando a los mejores profesionales.

Los profesionales Wedding Planners, tenemos muuuucha experiencia manejando números y negociaciones para que todo quede perfecto el día de la boda. Por lo tanto, si queréis quitaros un peso de encima y tensiones innecesarias, contratar una organizadora de bodas es siempre una opción vencedora.

Definir claramente vuestras prioridades

Como ya os he comentado en otras ocasiones, es muy importante definir vuestras prioridades en cuanto a presupuesto.

Si tenéis claro qué es más importante para vosotros durante la boda, podréis definir fácilmente las partidas de vuestro presupuesto y su carga porcentual.

«Escoger las prioridades de vuestra boda es una elección muy personal que depende enteramente de vosotros.»

Hay personas que prefieren dar más importancia a su luna de miel que a la decoración o el estilismo de su boda y viceversa. Escoger las prioridades de vuestra boda es una elección muy personal que depende enteramente de vosotros.

Si queréis más tips para organizar el presupuesto de vuestra boda, “We are Pro Bodas” muestra de forma general cuáles son las partidas del presupuesto de bodas y su carga.

presupuesto general boda

Ver qué podéis abaratar encargándoos vosotros mismos

Por último, la forma más simple de controlar vuestro presupuesto de boda es intentando abaratar costes bajo el lema “Do it yourself!” (Hazlo tú mismo).

Si sois novios funcionales que no quieren gastarse un dineral para un único día, existen multitud de “DIY”o manualidades que conseguirán aliviar tu presupuesto.

«A la hora de ahorrar dinero, el único límite que existe es vuestra imaginación, vuestra paciencia y vuestra destreza.»

Desde la decoración de los diferentes rincones de la boda con muebles y materiales reutilizados, hasta arreglos florales y arcos de ceremonia. A la hora de ahorrar dinero, el único límite que existe es vuestra imaginación, vuestra paciencia y vuestra destreza.

presupuesto decoración boda

El presupuesto de boda, un compromiso

Como véis no es nada fácil mantener un presupuesto nupcial dentro de sus límites pactados. Existen demasiadas variables y emociones involucradas en la planificación del evento.

Si conseguís respetar vuestro compromiso con el presupuesto que habéis pactado, vuestra economía futura os lo agradecerá.

Recordaros que si queréis contar con la ayuda de una Wedding Planner para mantener a raya vuestro presupuesto y os ayude a planificar el día más maravilloso de vuestras vidas, podéis entrar en contacto conmigo a través de cualquiera de los medios de contacto que encontraréis en mi página web.

Y hasta aquí este post sobre consejos sobre el presupuesto de boda.

Muchas gracias por leer y no olvides suscribirte a mi newsletter y a mis redes sociales.

Otros artículos que encontrarás en mi blog:

 

Puntúa nuestro artículo!
[Total: 2 Media: 5]

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Te informaremos de todas las novedades referentes al evento más importante de tu vida.

GDPR

Te has suscrito correctamente ¡Gracias!